Antonio Maza Pereda

Antonio Maza Pereda

Caravanas, caravanas stars

El tema de la semana y de las próximas semanas es la caravana de hondureños que cruza México con la intención de llegar a los EE. UU. Un claro intento de forzar una acción del presidente Trump en vísperas de las elecciones intermedias en los EE. UU., donde se juega el control del Congreso estadounidense, mismo que se decidirá el próximo noviembre. Pero, como en otras ocasiones, el evento hará que el Gobierno mexicano tendrá que tomar una decisión clara respecto a los centroamericanos que cruzan el país para llegar a los EE. UU

Impunidad y Paz

Una mala, pésima noticia, ocurrió a finales de la semana pasada. Alfonso Durazo, propuesto por López Obrador para Secretario de Seguridad, canceló los foros sobre la pacificación que se estaban llevando a cabo en diferentes Estados, alegando exceso de trabajo. O, según algunos medios, porque no resistió los ataques de víctimas o sus deudos que se presentaron en dichos foros en un plan francamente belicoso contra el futuro funcionario.

Iglesia perseguida stars

¿Puede hablarse de una persecución a la Iglesia? En el siglo XX y lo que va del siglo XXI, hay más mártires que en toda la historia de la Iglesia. La llamada limpieza étnica en los Balcanes y en Medio Oriente en las últimas décadas tuvo un fuerte componente de persecución religiosa, concentrada en los cristianos. Y lo mismo ocurre en África y en zonas de China o la India.

México viene de una persecución religiosa que en unos años más cumplirá 100 años, con un momento álgido en la Cristiada y una persecución de baja intensidad que sigue hasta nuestros días, bajo el pretexto de la república laica que impide la presencia de la Iglesia en radio y televisión abierta y la prohibición de la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, violentando el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones.

La persecución más fuerte, sin embargo, no se da ahí. Se da en la cultura, se da en los valores. Cuando se niega el concepto de verdad, por ejemplo. Cuando se hace burla de la religiosidad popular. Cuando en escuelas y universidades se hace escarnio de los alumnos con convicciones religiosas.

En esta situación se ha lanzado en octubre una campaña mundial de oración, propiciada por el Papa Francisco, pidiendo por la Iglesia. Vatican News, organismo del Vaticano, explica: “La difusión de esta intención del Santo Padre ha sido encargada a la Red Mundial de Oración del Papa, y en este contexto, su director, padre Frédéric Fornos SJ, explica en entrevista para Vatican News, la importancia de sumarnos a la petición de Francisco.”

En dicha entrevista, el mencionado padre Fornos explica: “Esta petición llega ahora, en particular, tras estos últimos meses donde la Iglesia vive situaciones difíciles, entre ellas, han aparecido con mucha más fuerza que antes, abusos sexuales, abusos de poder y de conciencia por parte de clérigos, personas consagradas y también laicos; sumando así divisiones internas. Y ciertamente, muchos católicos piensan que es un momento difícil de confusión donde se escuchan cosas que pueden sorprender, incluso horrorizar...”.

En resumen, esta campaña nos pide rezar el rosario todos los días de octubre, acompañado por otras conocidas oraciones a la Santísima Virgen y a San Miguel Arcángel. Todo ello en desagravio por estos males terribles y para que la Iglesia se fortalezca.

Puede decirse, sin embargo, que esto no es a causa de una verdadera persecución. Los motivos de estos ataques a la Iglesia no son falsos. Tristemente, los hechos que se señalan son verdaderos. Claro, serán aprovechados para desanimar y decepcionar a los fieles, frustrar vocaciones, enfriar la caridad de muchos. Entre nosotros están los culpables.

Está ocurriendo lo que dijo Paulo VI: “Se diría que a través de alguna grieta ha entrado, el humo de Satanás en el templo de Dios.” La sal ha perdido su sabor, diría el evangelio. Y es un tema de todos. No es solo asunto de los obispos o del Papa. El daño es muy grave y requiere de la fortaleza de toda la Iglesia, de todos sus fieles. No podemos considerarnos ajenos. La Iglesia necesita de las oraciones de todos sus hijos.

A la Iglesia nunca la han debilitado las persecuciones. De cada una de ellas ha salido fortalecida. Lo que puede dañarla verdaderamente es que sea irrelevante. Que no importe porque no influya en la sociedad. Si a los fieles católicos no nos importa esta campaña, habremos contribuido a la irrelevancia de la Iglesia. Porque si a nosotros no nos importa nuestra Madre y Maestra la Iglesia, ¿a quién más le podría importar?

@mazapereda

¿Censura parlamentaria? stars

Hace pocos días, la mayoría parlamentaria de la Cámara de Senadores impuso un límite de cinco minutos a las intervenciones de los senadores en el pleno de la misma. La minoría se inconformó, se taparon la boca en señal de protesta y abandonaron la sesión. Nos están aplicando la censura, dijeron. Su gesto fue vano. La mayoría aprobó de todos modos la propuesta.

¿Por qué? La respuesta corta es: porque pueden. Y muy probablemente seguirán haciéndolo. Han demostrado y seguirán demostrando que no les importa el 46% de los votantes que no los eligieron. Triste, muy triste.

Promesas difíciles de cumplir stars

“Una cosa son las campañas y otra es la presidencia”, dicen algunos cínicos. Y, hasta ahora, es frecuente que tengan razón. El propio electorado es un tanto incrédulo al respecto. “Con que cumplan una parte de sus promesas, ya nos daremos por bien servidos”, dicen algunos. El tema, sin embargo, es cuando se encuentran promesas difíciles de cumplir. Que no todo es asunto de buena voluntad.

“No quedará ni una coma…” stars

Esa es la promesa del coordinador de los diputados de MORENA, hablando de la Reforma Educativa. “No quedará ni una coma de esa reforma”, dijo. Probablemente quiso dar una muestra de firmeza y de congruencia. “Sí, eso prometimos en la campaña y ahora lo cumpliremos a rajatabla, no faltaría más”.

¿Somos ciudadanos o somos masas? stars

Analizando la campaña presidencial y los linchamientos de la semana pasada, podríamos cuestionarnos: ¿Estamos perdiendo nuestro carácter de ciudadanos para convertirnos en masas, fácilmente influenciables y dirigidas en contra del bien común y del sentido de humanidad?

La estampida… a la inversa stars

Hace algunos meses escribí sobre la estampida de buena parte de la clase política, abandonando sus partidos para entrar a MORENA y estar cerca de López Obrador. Esos políticos de carrera, con su fino olfato para detectar donde está el poder, se daban cuenta de donde les convenía alinearse. Ahora está ocurriendo otra estampida: la de los que les urge alejarse de Peña Nieto.

Un gobierno sin contrapesos stars

Uno de los debates post electorales entre analistas, la clase política, especialmente la futura oposición al nuevo régimen y la ciudadanía en general es que la administración de MORENA, gracias a la mayoría que logró, podrá actuar sin límites legales, sin tomar en cuenta al 46% del electorado que no votó por ellos. Ni a las otras fuerzas políticas, fuertemente castigadas por el electorado.

Padres y madres Millenials stars

Hace poco, conociendo una iglesia, pude ver el bautizo de un bebé. El padre y la madre, tal vez de poco menos de 30 años, acompañados por un par de docenas de muchachos de esas mismas edades, casi todos casados, y varios con niños muy pequeños. Algunos abuelos, unos pocos hermanos y algunos novios. El sacerdote, obviamente feliz, trasmitía su alegría a esa pequeña congregación.

Suscribirse a este canal RSS